Como Envenena El Mercurio

DESCARGAR PDF

¿Se han preguntado por qué a las mujeres embarazadas se les aconseja reducir el consumo de atún albacora (blanco)?

El atún, al igual que otros peces depredadores grandes, está contaminado con mercurio. El mercurio es una neurotoxina muy potente. Más de 400.000 recién nacidos se ven afectados por contaminación por mercurio cada año. Pero, para empezar ¿cómo se contaminan el atún y otros peces?

Las siguientes diapositivas muestran cómo el mercurio contamina los alimentos y cómo puede dañar el cerebro en desarrollo del feto.

Las plantas energéticas de carbón son la principal fuente de mercurio tóxico. Emiten el 42% de toda la contaminación tóxica de mercurio por aire en los Estados Unidos.

Cuando la chimenea de carbón no se filtra, se emiten al aire durante la quema de carbón mercurio y otras toxinas venenosas como el arsénico, el plomo, el níquel, el cromo y gases ácidos.

Ese mercurio se desplaza a través del aire por todo el mundo y cae con las lluvias en embalses, ríos, lagos y océanos. Cada estado del país ha emitido algún tipo de aviso sobre pescado a causa de la contaminación por mercurio peligroso.

Los microorganismos del agua lo convierten en una forma altamente tóxica de mercurio, denominada metilmercurio. Esas bacterias hacen que el mercurio pueda ser absorbido biológicamente por los peces que lo consumen.

El metilmercurio es absorbido por los peces a través de sus branquias. Se dispersa por la sangre a través de sus cuerpos y se acumula en los tejidos grasos.

El pescado contaminado es comido por otros peces, aves y mamíferos, incluidos los seres humanos.

Por lo general, cuanto más tiempo vive un pez, y más grande sea, más mercurio se acumula en su carne. La caballa, el blanquillo, el mero, el fletán, el atún, el pez espada, el tiburón, la raya, la perca gigante, la gaspar baba el reloj anaranjado contienen niveles altos de mercurio.

Una vez que comemos pescado contaminado, el metilmercurio va directamente a los órganos que tienen la mayoría de los lípidos, o grasas, donde se acumula.

  • Pechos: el mercurio se encuentra en la leche materna.
  • Cerebro: el metilmercurio es capaz de penetrar la barrera hematoencefálica, una membrana casi impenetrable de alta densidad que protege las células de nuestro cerebro.
  • Cordón umbilical: El metilmercurio cruza la barrera de la placenta para llegar al feto. El cerebro de un bebé tiene las mayores concentraciones de lípidos de cualquiera parte de su cuerpo.

Los fetos y los niños pequeños, cuyas estructuras cerebrales están todavía en desarrollo son especialmente vulnerables a la intoxicación por metilmercurio. El mercurio provoca la degeneración de las neuronas del cerebro, afectando el crecimiento del cerebro de manera que interfiere con el aprendizaje y el pensamiento.

Ayúdenos A Decir A Los Contaminadores Que Limpien Sus Plantas Energéticas De Carbón

El envenenamiento por mercurio de las plantas de carbón se puede prevenir instalando depuradores para reducir las emisiones de mercurio.

En 2012, la epa anunció las primeras normas nacionales que regulan la contaminación por mercurio de las centrales eléctricas de carbón. Estas regulaciones que nos protegen de los efectos nocivos de las centrales eléctricas de carbón están bajo ataque.

Únase a Moms Clean Air Force firmando en el lateral para que Washington sepa que el envenenamiento por mercurio es inaceptable. Ningún niño debería nacer con daños por envenenamiento por el mercurio del carbón.

DESCARGAR PDF