CAMBIO CLIMÁTICO GLOBAL

Información sobre el cambio climático

Armadas con la información

Cambio climático global

cambio_climatico_global

¿QUÉ ES?

Los Gases de efecto invernadero —vapor de agua, carbono y óxido nitroso— retienen el calor en nuestra atmósfera. Dichos gases no son ni “buenos” ni “malos”, son naturales. Considere a nuestra atmósfera como una maravillosa manta de gases tejida al crochet que permite el paso del sol y la luz, y libera el calor suficiente a fin de mantener temperaturas agradables para la vida humana. Eso es el equilibrio climático.

Durante más de un siglo, los seres humanos han estado emitiendo  gases de efecto invernadero adicionales a nuestra atmósfera, provenientes de las actividades industriales y agrícolas. Ahora estamos manipulando el equilibrio de gases en nuestra atmósfera. En la actualidad atrapa demasiado calor del sol, de manera tal que nuestro planeta no puede refrescarse de manera adecuada. Estamos desequilibrando a los mecanismos de regulación. Por ejemplo, los hidrofluorocarbonos (HFC) –una sustancia química sumamente potente que atrapa al calor utilizada como refrigerante en los artefactos– cuyo uso, si no se controla, podrá representar el 20% de las emisiones de dióxido de carbono hacia 2050.

Esto ha generado al calentamiento global. Nuestras temperaturas promedio aumentan de manera sostenida y peligrosa. Es un cambio tan enorme que es casi imposible de creer. Pero los climatólogos importantes  están de acuerdo, nosotros estamos cambiando a nuestro clima. Y estamos empezando a ver, sentir —y sufrir—los resultados.

¿NUESTRO CLIMA NUNCA HA CAMBIADO ANTES?

Claro que sí. Lo ha hecho por cientos de millones de años. Pero los seres humanos no presenciamos dichos congelamientos glaciales y deshielos épicos. No podríamos haber sobrevivido.

Durante nuestra era, la era del Holoceno, la humanidad ha gozado de un clima relativamente estable y hemos prosperado gracias a ella.

Los climatólogos pueden medir la “huella dactilar” del carbono emitido por la actividad humana que contribuye al calentamiento.

CLIMA EXTREMADAMENTE PELIGROSO

 

Todo nuestro clima ahora se ve afectado por el cambio climático, debido a que el medio ambiente es más cálido y más húmedo que lo que solía ser. El calentamiento global provoca diluvios más intensos por las tormentas más violentas y el aumento del nivel del mar hace que las oleadas de tormentas sean más destructivas. El calentamiento intensifica las sequías y los fuegos incontrolados. Los desastres climáticos en Norteamérica se han quintuplicado desde 1980.

Munich Re, compañía reaseguradora, lo dijo claramente: “En ningún lugar del mundo es tan evidente la cantidad cada vez mayor de catástrofes naturales que en Norteamérica”.

AHORA ES ALGO PERSONAL

Nadie gana con el cambio climático. Es devastador:

Para las personas y la salud de todos: las olas de calor son más frecuentes, más intensas y duran más, las cuales conllevan a apoplejía y problemas respiratorios. Los pulmones de los niños son más vulnerables al smog (niebla tóxica) que es provocado por las temperaturas más altas. Las enfermedades transmitidas por insectos se están propagando y las temporadas de asma y alergias se prolongan.

Para los agricultores: las agudas sequías de duración más larga que la normal están plagando a nuestra zona central.

Para los rancheros: los fuegos incontrolados a gran escala y más frecuentes están convirtiendo a miles de acres de tierras de pastoreo en infiernos alimentados por el clima más seco y más cálido.

Para los propietarios de viviendas: la destrucción de viviendas y jardines debido a vientos anormalmente fuertes y las inundaciones no es sólo un problema de la costa —como bien sabe la gente de Vermont y Tennessee.

Para los contribuyentes: el gobierno federal gastó más del triple que la industria del seguro privado en impactos por el cambio climático en 2012 (esfuerzos que son financiados por los contribuyentes en su totalidad).

Para los residentes de las ciudades: los cortes de energía masivos y la destrucción de infraestructura debido a tormentas más intensas y frecuentes. Las inundaciones que normalmente ocurrirían una vez por siglo ahora se producen cada 3 a 20 años.

Para la vida salvaje: muchas especies no pueden adaptarse con la suficiente rapidez al calentamiento global; están siendo amenazadas por la extinción.

LO QUE PUEDES HACER

Hay un sinfín de cosas que puedes hacer para limitar a tu propio aporte a la contaminación por carbono, desde comer menos carne hasta conducir un automóvil de más bajo consumo de combustible hasta mantener bien aislada a tu casa. Pero este problema debe afrontarse con una acción a gran escala.

SE UNA CIUDADANA COMPROMETIDA

Hay momentos en los que ser una buena madre significa involucrarse. Dile al Presidente, Congreso, su alcalde —y a cualquiera que escuchará— que estás sumamente preocupada por el cambio climático y que ellos también deberían estarlo.

SE EXIGENTE

Exige al Presidente Obama que utilice su liderazgo para transmitir la urgencia de este desastre global. Pídele que emita una Proclama Presidencial: convertir a Estados Unidos en la nación más eficiente en términos energéticos del mundo hacia 2035.

PROTEGE A LA LEY DEL AIRE LIMPIO

Únete a nuestras campañas para exigir que la Agencia de Protección Ambiental reduzca las emisiones de gas de efecto invernadero del carbono, el hollín y el metano provenientes de todas las fuentes principales.

APOYA A LAS ENERGÍAS RENOVABLES

Dile a tu empresa de energía —y a tu gobernador— que quieres más fuentes de energía renovable como viento y luz solar en tu mezcla de electricidad.